CONDICIONES GENERALES DE LA FIANZA

  1. El objeto de la fianza es anticipar parte del valor de lo instalado en caso de rotura o no devolución de parte o la totalidad de lo instalado ya sea de manera voluntaria, por perdida o cualquiera que sea su motivo o índole.
  2. La fianza será devuelta si se cumplen las siguientes condiciones:
    • El cliente ha cursado baja en el servicio (sea voluntaria o por extinción del contrato)
    • No existen facturas pendiente de pago por parte del cliente.
    • El cliente ha estado abonado al servicio seis meses o más.
    • El cliente ha devuelto todo lo que aparece en el listado de productos instalados.
    • El cliente no tiene pendiente ninguna reclamación con ivivo.
  3. Si el cliente tuviera facturas pendiente de pago le serán descontadas de la fianza.
  4. Si existiese rotura o falta de algún producto sería descontado de la fianza.
  5. Si el cliente causa baja antes de seis meses la fianza se usaría como gastos de instalación del servicio.
  6. El cliente puede solicitar que ivivo le retire lo instalado sin coste alguno durante la pimera quincena en la que causa baja, debiendo de solicitarlo el propio cliente. Después de ese periodo, el desmontaje por nuestra parte tiene un coste de 15€ que serán descontados de la fianza.
  7. Si existiera algún tipo de reclamación ya sea judicial o no, la fianza quedaría pendiente de la resolución de dicha reclamación.
  8. Si la fianza no cubre lo devuelto, roto o pendiente de pago, el cliente deberá de abonar el resto.
  9. La fianza se devolverá una vez está todo correcto y comprobado por ivivo, pero nunca antes de un mes y como máximo de tres meses.
  10. La devolución de la fianza se hará en la cuenta donde el cliente pagaba las cuotas o en cheque si el cliente pagaba en efectivo.
  11. El plazo que tiene el cliente para devolver los productos instalados es de un mes desde que causa baja, si se excediera de ese tiempo, se aplicará una penalización de 10€ por mes. A partir del cuarto mes si no han sido entregados los productos se reclamarán por vía judicial.
  12. El mal funcionamiento de un producto o deterioro por el uso o tiempo no anula la fianza siempre y cuando no sea por mal uso o sabotaje.
  13. Si ivivo dejara de operar por causas ajenas a su voluntad, la fianza quedará extinguida así como la obligación de devolver los productos instalados por parte del cliente.
  14. El cliente debe aceptar totalidad de las condiciones sin reservas.